Torre de Babel: Sorteo segundo aniversario

Estándar

En el blog Torre de Babel están de celebración, ya que acaban de cumplir su segundo añito con nosotros  y para ello que mejor manera que realizar un sorteo de 8 maravillosos libros, que son:

  • El pensionado de Neuwelke, de José C. Vales, firmado por el autor. Podéis ver un estuche en forma de maletita, donde viajará el libro junto a una tarjetona.
  • Desconexión, de Neal Shusterman.
  • Fiebre, de Lauren DeStefano.
  • Aislados, de Megan Crewe.
  • El corazón de Hannah, de Rocío Carmona.
  • Arroz de palma, de Francisco Azevedo.
  • Las eternas, de Victoria Álvarez.
  • Que el amor nos salve de la vida, de David Escamilla.

En este enlace podréis encontrar toda la información:  http://torretadebabel.blogspot.com.es/2013/02/sorteo-segundo-aniversario.html

¡Animaros a participar!

Anuncios

Huir – Relato corto

Estándar

HUIR

Huir. Esa era la única palabra en la que podía pensar mientras corría calle abajo. ¿Quién le iba a decir a ella unos meses atrás que su mejor amiga podría traicionarla así? Aun podía sentir el puñal clavándose en su espalda, el dolor de la traición impregnando su pecho. Solo quería huir y desaparecer para siempre. La rabia y la intensidad la cegaban, tanto es así que apenas vio venir el coche que a punto estuvo de atropellarla. Suerte que paró justo antes del impacto. Aunque a ella bien poco le importaba, en esos momentos incluso morir le parecía una idea tentadora. Por un instante, su mirada y la del copiloto se cruzaron. Era un chico joven aunque la oscuridad de la noche le impedía ver bien su rostro. Aun así, había algo en él que no pasaba desapercibido siquiera para ella, sus ojos, intensos y azules como el cielo. Se forzó a apartar la mirada y siguió corriendo.

Amor a primera vista – Relato corto

Estándar

Estaba sentada en un banco cuando le vi pasar. Llevaba unos vaqueros rotos por las rodillas y una chupa de cuero negra. Las gafas de sol no me permitieron ver sus ojos, pero podía apostar que eran oscuros e hipnotizantes, o así era como me imaginaba yo que los tenía. Pelo moreno, de más o menos mi misma edad…Me le quedé mirando embobada y él debió darse cuenta porque me sonrió y siguió su camino, aunque debió pensárselo mejor porque dio la vuelta y se encaminó hacia mí. Sentí como el corazón me latía de forma descontrolada según se acercaba. ¿Era esto a lo que llamaban un flechazo? Porque de no ser así se parecía mucho. ―Perdona, ¿nos conocemos de algo? ―me preguntó, colocándose las gafas sobre la cabeza, dejando ver que no me equivocaba respecto a sus ojos. Eran verdes y había algo en ellos que hacía que me costara apartar la mirada. ―Eh, no, no creo…… ¿por…por qué lo preguntas? ―tartamudeé nerviosa, no era lo que se dice una experta en cuanto a tácticas de ligue se refiere. Él sonrió, parecía que le divertía la situación. ―No, tienes razón, porque si conociera a una chica tan guapa como tú no me olvidaría…―dijo como quien no quiere la cosa. ―Me llamo Luke… ―se presentó. ―Alessandra… ―una sonrisa se ensanchó en sus labios. ―Encantado de conocerte, Alessandra ―yo sí que estaba encantada, pensé, aunque enseguida reaccioné y quité la cara de boba que se me debía haber quedado con su sonrisa. Sí, definitivamente esto era un flechazo, amor a primera vista.

Día1 – Bérgamo – 02/08/10

Estándar

El vuelo con Ryanair no presentó mayores inconvenientes excepto que eran las 6 de la mañana y ninguno habíamos dormido mucho lo que se dice, lo que nos jugaría una mala pasada el primer día del inter. Aunque eso sí, nunca había visto amanecer desde un avión y la verdad es que merece mucho la pena. Mis compañeros se lo perdieron porque se quedaron dormidos al instante (tengo fotos que lo prueban XD) pero yo gracias a mi incapacidad de dormir en cualquier medio de transporte (aunque sí en aeropuertos llenos de gente con una toalla, una chaqueta y una almohada hinchable XD), pude disfrutarlo y he de decir que las vistas son impresionantes. Tardamos menos de dos horas, si no recuerdo mal, en llegar al aeropuerto de Bérgamo. Bajamos del avión y lo primero que hicimos obviamente fue ir a recuperar nuestras mochilas, todos con una cara de zombies de no haber dormido casi nada que parecía que nos íbamos a poner a bailar Thriller en cualquier momento XD, todo sea dicho. El aeropuerto no es muy grande, aunque estaba atestado de gente. Preguntamos en información como ir a la ciudad y nos dijeron que había un autobús que te dejaba en el centro, había que comprar unos billetes pero no costaban mucho, así que lo cogimos para que nos llevara hasta allí. Pero entonces se nos presentó el primer problema del interrail: ¿dónde narices dejamos las mochilas?. La opción de estar todo el día con ellas por ahí no era muy apetecible que digamos y en la estación no tenían taquillas. *Inciso: en Bérgamo no teníamos albergue reservado porque solo íbamos a pasar el día para verlo antes de irnos unos hacia Milán y otros hacia Venecia, donde sí teníamos albergue para esa noche*.Preguntamos en la oficina de turismo y la señora muy amablemente nos buscó un albergue donde poder dejarlas hasta que nos fuéramos. Tuvimos miedo de que no estuvieran cuando volviéramos a por ellas, ya que nos hicieron dejarlas en una sala cuya puerta no estaba candada con llave y podría entrar cualquiera, además de que no nos pidieron ninguna identificación ni nada, pero por suerte no fue así y pudimos recuperarlas más tarde.

Ya sin tanto peso encima fuimos a visitar la ciudad. Bérgamo es la ciudad de las mil iglesias, ya que perdimos la cuenta de cuantas vimos por el camino (en una incluso había misa y todo y nos acercamos a cotillear, of course). También subimos en funicular a la parte alta de la ciudad, vamos la parte antigua, con calles empedradas al estilo medieval. Si vais a Bérgamo algún día pasaros por el Castillo de Rocca, los jardines son preciosos y se puede disfrutar de unas vistas magníficas de la ciudad. La verdad es que la ciudad me gustó bastante, con sus iglesias y monumentos romanos. La hora de comer se nos llegó enseguida y por seguir la tradición decidimos comer en un restaurante italiano que había por allí, aun en la parte alta de la ciudad. Bueno, concretamente, en la terraza del restaurante, ya que hacía sol y el tiempo parecía acompañarnos en este primer día interrailero. Pedimos unas pizzas y Sara un plato de pasta. Todo estaba riquísimo, aunque yo discrepo del concepto de pizza individual que tienen los italianos y Edu y Andrés tuvieron que ayudarme a acabarme la mía porque en serio, era una pizza enorme como para ser individual, a mí con eso me daba para comer y cenar por lo menos XD. Además, nos cobraron 15 euros extras por unos panecillos que ni tocamos pero bueno, nos salió la broma por unos 10 euros más o menos a cada uno asi que no estuvo tan mal. Aquí os dejo unas fotos y luego sigo con el resto del día, que si no me va a quedar muy largo esto XD.

INTERRAIL: Primer día

Estándar

Bueno, antes de comenzar debo decir que en realidad mi interrail empezó con un viaje desde Salamanca a Madrid el día antes de la aventura. Allí me quedaría en casa de la tía de Sara (que me pareció majísima, por cierto) hasta el día, bueno más bien madrugada siguiente que es cuando salía nuestro vuelo a Bérgamo. Así pues, mi padre me llevó a la capital madrileña el día antes por la mañana y ya de paso aprovechamos el viaje para llevar también a mis dos amigas (a las que les habían dado la Beca MEC y que se iban ese día a Londres), ya que había huelga de trenes y autobuses y no tenían como ir. Las dejamos en el aeropuerto y fuimos hasta el Retiro, donde había quedado con Sara y con Edu. La verdad es que estaba muy nerviosa, ya que por fin nos íbamos a conocer en persona. Pero no hubo ningún imprevisto y conectamos enseguida de conocernos. El resto del día es un poco engorroso para contarlo, pero si hay que destacar algo, destacaría lo siguiente: los imnumerables viajes en metro, las compras de última hora, esa primera comida en el Burguer, el ir a recoger a Andrés a la estación de Chamartín (que venía ese mismo día en tren desde Vigo y que también se quedaría en casa de Sara con nosotras) y el viaje en metro (otra vez) hasta el aeropuerto. El caso es que sobre la 1 estábamos Sara, Edu, Andrés y yo en Barajas. Más tarde llegó Víctor y por último Dani. Nuestro vuelo salía a las 6 de la mañana hacia Bérgamo así que tocaba pasar la noche allí. Recuerdo que estuvimos jugando a las cartas, que había un gran grupo de Scouts a nuestro lado que no paraban de armar (y que consiguieron estar los primeros para embarcar) y que tan solo yo me eché a dormir un par de horillas mientras el resto volvían a jugar a las cartas hasta que por fin embarcamos y el avión despegó hacia Bérgamo bajo las luces del amanecer. Aquí os dejo unas fotos de las vistas desde el avión antes de seguir con la aventura:

 

Interrail 2ª parte: empieza la aventura

Estándar

Como os iba diciendo en la entrada anterior, ya sabía que quería irme de interrail y tenía compañeros de viaje. Ahora la cosa estaba en prepararlo todo, es decir, la ruta, lo que queríamos visitar,  el alojamiento, cuantos días íbamos a estar en cada sitio, horarios de los trenes, etc. Y es una tarea muy ardua, os lo aseguro, pero luego lo piensas y merece mucho la pena. Al principio nos costó ponernos de acuerdo en el itinerario pero al final la ruta definitiva fue la siguiente:

Bérgamo – Como – Milán – Munich – Salzburgo – Hallstatt – Budapest – Praga – Berlín – Amsterdam – Eindovhen

Debo decir que este fue el itinerario que realicé yo . El de mis compañeros tuvo algunas variaciones que explicaré en su momento. En cuanto al tema del billete de interrail, se puede adquirir por internet desde la página oficial del interrail (http://espanol.interrailnet.com/ ) pero también se puede comprar directamente en cualquier estación de tren de RENFE, como hice yo. Hasta aquí más o menos la cosa fue sencilla, contando que éramos 7 personas y lo díficil que es ponerse de acuerdo. Lo complicado viene a la hora de elegir alojamiento. Dudamos mucho de si era mejor ir con todos los albergues reservados o no, por si había alguna modificación de última hora en la ruta. Al final decidimos arriesgarnos y llevarlos reservados, porque éramos muchos y así nos asegurábamos tener habitaciones para todos. Cada uno se encargó de reservar uno y de pagar la reserva del depósito, que luego repartimos entre todos. El resto se paga al llegar al albergue, así que en eso no había problema. El tiempo pasaba y poco a poco íbamos concretando cosas del viaje. Otro tema que nos trajo de cabeza fue la fecha, porque unos no podían tales días, otros no podían otro, etc. Finalmente, la fijamos en el 1 de agosto de 2010, tras ver que era la que mejor nos venía a todos. Y así los días fueron pasando entre nervios, compra de cosas necesarias para el viaje, charlas por el msn y el tuenti y demás preparativos hasta que llegó el Día D, el día que verdaderamente empezaba todo. Y eso es lo que voy a relatar a continuación….

INTERRAIL (1-21 de agosto de 2010)

Estándar

Bueno, pues al final me he decidido y como prometí voy a escribir por fin el diario de mi aventura como mochilera por Europa. Ya sé que han pasado seis meses pero como se suele decir más vale tarde que nunca, ¿no? Por supuesto animo a mis compañeros de viaje a que comenten, aporten ideas o me corrijan si me olvido de algo. Espero que os guste mi relato y os animo a que hagáis un interrail, es una experiencia inolvidable, conoces gente, ciudades y países muy diferentes y es algo que te marca para siempre. A mí me sirvió para conocerme mejor a mí misma, saber desenvolverme en situaciones límite, mejorar mi inglés y sobretodo para conocer mundo.

Antes de empezar, me gustaría poneros en situación. El verano se acercaba y yo estaba pendiente de que me dieran la Beca MEC para irme a estudiar a Londres 3 semanas con dos amigas, pero pasaba el tiempo y yo veía que se la daban a todo el mundo (incluídas a ellas) menos a mí. Y no sé si habréis estado en Salamanca, pero en verano es un rollo, asi que yo no pensaba quedarme sola en la ciudad sin hacer nada, tenía que irme de vacaciones a algún sitio sí o sí. Entonces, el destino quiso que oyera hablar a dos chicos de mi Facultad del interrail. Y claro, yo me pregunté ¿qué es eso? y empecé a investigar sobre el tema porque me pareció interesante eso de irse 1 mes o el tiempo que fuera a recorrer Europa en tren y solo con una mochila. Es así como di con el magnífico foro del Interrail (http://forums.inter-rail.org/ ) donde te informaban desde posibles itinerarios, dudas, el billete de interrail, albergues y todo lo que necesitaras saber al respecto. Muy bien, ya tenía claro que quería irme de interrail pero el problema era con quien. Mis amigas se iban a Londres y por más que pregunté a amigos y conocidos, todos ya tenían sus planes. Pero otra vez la suerte intervino y en el foro había un apartado para encontrar compañeros de viaje, así que dejé un comentario con una ruta inicial, la época en que me gustaría hacerlo y demás, pero no tuvo mucho éxito y solo me contestaron un par de personas, por lo que acudí al plan B, unirme a un grupo ya hecho, así que empecé a contestar en otros temas hasta que encontré a Sara, que también quería irse de interrail y era de Ávila (yo soy de Salamanca) y juntas proseguimos la búsqueda de más compañeros de viaje que se unieran a nosotras. Poco a poco fuimos completando el grupo, formado finalmente por: Sara, Andrés, Dani, Chema, Edu, Víctor y yo. Al principio, yo tenía algo de miedo, porque debo aclarar que no nos conocimos hasta el día antes de partir en el aeropuerto, todos los planes y preparativos del viaje los hicimos por msn y tuenti, así que imaginaros….pero por suerte no hubo ninguna sorpresa desagrable, ninguno resultó ser un psicópata o un maníaco por suerte XD.

Como esto está quedando muy largo, en el próximo post os cuento los preparativos y el primer día de viaje, que empezó el día antes en el aeropuerto de Barajas. Preparaos para una de Thriller, en el próximo post sabréis por qué lo digo XD.